Hace un tiempo publicamos una noticia que nos llenaba de mucho orgullo y que hoy quisiéramos retomar, pues el caso de Daniel Eduardo Lara Hayek sigue en crecimiento.

Se trata del hijo de nuestra colaboradora Linda Carolina Hayek de Carval Bogotá, y para quien su más reciente logro ha sido ser convocado a participar en la III Copa Mundo de natación que va a realizarse en Francia en este mes de abril de 2019.

Y es que más allá de este gran logro alcanzado, existe una historia de perseverancia, disciplina y sobretodo de creer y confiar, pues Daniel comenzó su historia en la natación más tarde de “lo normal”, y de hecho recuerda que, en el 2011 a los 14 años, sus padres lo forzaron a comenzar a nadar con aletas.

“Recuerdo que en este año mi Padre me inscribió en mi primer torneo de natación clásica en la Caja de Compensación Familiar de la ciudad de Bogotá en un torneo de usuarios; a ciencia cierta era un torneo de usuarios, pero como llevaba tan poco tiempo yo la verdad no creí el logro que allí obtuve (mi primera medalla ocupando el segundo lugar en la prueba de 25 mts. Libre) siendo mi primera competencia”. Daniel.

Tras ganar su segunda medalla al año siguiente en el departamento del Cauca, sus motivaciones a continuar este camino
deportivo se hicieron más grandes y con ellas llegaron muchos sacrificios que solo dan cuenta de la disciplina y constancia que hoy le abren las puertas a competencias internacionales, en donde tiene la posibilidad de representar al país.

“En ese momento, yo ya había empezado mi carrera universitaria y mi día a día se convirtió en madrugar a las 5 a.m., entrenar salir corriendo para llegar a clases, almorzar rápidamente, llegar a mi segundo entreno del día, salir al gimnasio y rematar haciendo los trabajos de la universidad para poder llegar a la cama y hasta hubo días que me quedaba dormido en la buseta mientras realizaba los trayectos” Daniel..

Actualmente y gracias a la persistencia de Daniel en su deporte, además de nunca dejar de creer que es posible, ha sido llamado a participar en Francia de la III copa del mundo y posteriormente participar en Colombia, en los juegos nacionales.

“Hoy me siento feliz porque es DIOS quien me ha permitido llegar hasta acá y he encontrado en este camino la ayuda de mis padres, hermanos, profesores, amigos y de ustedes la gran familia CARVAL que a través de la Fundación Carlos Vallecilla han mirado mi sueño como suyo y hacen hoy parte de este triunfo que comparto con ustedes. Gracias mil por creer en lo que para mí algún día se veía como un imposible” Daniel.

¡Felicitamos nuevamente a Daniel y toda su familia por estos logros!